FANDOM


400px-LogoHouseDevil.png

La Casa de Namaru, también conocida por su nombre moderno de Diablos, son los heraldos de Dios en Demonio:La Caída. Al convertirse en los líderes de la rebelión contra Dios, los Diablos comenzaron a usar a los humanos más que ayudarlos. Lucifer es el Diablo más famoso, habiendo liberado la rebelión contra Dios. Su situación actual es desconocida.

Propósito y MaldiciónEditar

La primer y más perfecta creación de Dios, los Heraldos cargaban el estandarte del Señor, llevando su luz para iluminar toda la Creación. Éstos, los más grandes entre los Celestiales, fueron sus líderes y príncipes, ejemplos resplandecientes de la gloria de Dios. Primero y por sobre todo, el deber de la Primer Casa era llevar la voluntad del Cielo a las otras Casas, para instruirlas en su rol de la creación del cosmos. Los Devils llevaban esta responsabilidad con orgullo, haciendo notar su presencia entre sus pares solo cuando era necesario, pero la libertad de alterar el cosmos a su criterio se convirtió en una fuente de hybris que contribuyó a la Caída. Cuando el gran diseño finalmente culminó con la creación de la humanidad, los Celestiales se vieron sorprendidos por los mandatos del Señor de permanecer invisibles y permitir a la humanidad descubrir su potencial sin ayuda. Su insatisfacción encontró su voz en el más grandioso de ellos, Lucifer, el Lucero. Al final, casi la mitad de los Heraldos eligió el bando del Lucero.

Ahora maldecidos como demonios, estos rebeldes se convirtieron en líderes, generales y héroes de la rebelion. Armados con sorprendentes poderes de liderazgo e inspiración, los Diablos planearon llevar a la humanidad a una nueva hora, animándolos a abandonar al Creador. Pero mientras la guerra seguía, los Diablos se distanciaron de los humanos que una vez habían amado. De héroes y protectores, los Diablos pasaron a ser dictadores y demagogos, manipulando a los humanos como marionetas con sus envenenadas mentiras. Llenos de orgullo y desafiantes, los Diablos se negaban a creer en la posibilidad de la derrota -hasta que el Cielo prevaleció y los demonios fueron prisioneros en la oscuridad del Abismo. Con Lucifer perdido, los otros demonios se volvieron hacia sus líderes con enojo; para defenderse, y esconder su propia duda, los Diablos utilizaron una vez más sus poderes de carisma, para volverlos unos contra otros. Pero ahora las barreras del Infierno están rotas, y varios Diablos se han arrastrado hacia el mundo de los mortales. Para aquellos aún dedicados al Infierno, este es el momento de recordarle a la humanidad glorias pasadas y arrodillarse en servicio para los demonios. Aquellos que buscan la redención tienen su chance; salvar a la humanidad del mal que amenaza destruirla, forjar una Utopía para mortales y ángeles por igual y tal vez probar que al final, la cruzada de Lucifer era justa.

FaccionesEditar

No es sorprendente que los Diablos tiendan a ser Luciferinos, aún fieles al primer y más grande de los rebeldes. Aún persiguen el sueño de quitar a Dios de su trono y llevar a la humanidad a un glorioso futuro. Después de los Luciferinos, muchos Diablos se ven atraídos por los Fáutiacos. Mientras que una vez los Heraldos buscaban el amor y respeto de la humanidad, estos Diablos han decidido que la adoración mortal y su Fe son premios aun mejores. Con el poder de la humanidad detras suyo, los Fáusticos buscan construir un imperio en la tierra, con los Diablos al mando. El misterio de la desaparición de Lucifer pesa más sobre los Diablos que sobre otros demonios, él era el más grande de sus filas, y su desaparición causó duda y miseria entre ellos. Por esta razón, muchos se hacen Crípticos, desesperados por conocer la verdad sobre la Caída, su mentor y su maldición. Algunos pocos se unen a los Reconciliadores, tratando de reconstruir el Edén para obtener el perdón de Dios, y así tal vez, el de la humanidad. Una minoría de los Diablos escojen el camino de los Voraces. Admitir la derrota en la guerra y abrazar la destrucción sería admitir que Lucifer se equivocó, y la mayoría de los Diablos son muy orgulllosos y arrogantes para aceptar esto. Pero algunos se han hundido en el odio y la duda, y solo destruyendolo todo pueden escapar a estos sentimientos.

DebilidadesEditar

Los Diablos frecuentemente recuerdan el poder que alguna vez ostentaron en el Cielo y constantemente recuerdan que ya no están allí. Tienden a realizar tontos actos de valentía para poder recuperar la sensación de importancia que solían tener. Adicionalmente, los Diablos sufren del conocimiento de que solían ser heraldos, mensajeros entre Dios y el resto de los Ángeles. Sin Dios ni Lucifer, ya no tienen ningún mensaje mas que el suyo propio para propagar, y temen que los Caídos se den cuenta que ya no necesitan a los Diablos en el poder.

SaberesEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar